miércoles, 22 de agosto de 2012

La pedagogía en una línea


Un amigo, y antiguo alumno, ha recogido en la red esta máxima de Confucio que es todo un programa educativo:

   Me lo contaron y lo olvidé. Lo vi y lo entendí. Lo hice y lo aprendí.

Confucius and his students

No se puede explicar mejor en tan pocas palabras. Cuando tanto se habla de educación, de métodos, de didáctica, de procedimientos, etc., etc., deberíamos de vez en cuando ir a lo esencial y no perdernos en experimentos que, como poco, nos hacen perder el tiempo.

La era de las clases magistrales ya ha pasado, afortunadamente, a la historia. Ahora hace falta pasar el protagonismo a los alumnos en su proceso de aprendizaje, guiándoles, proporcionándoles herramientas, dirigiendo sin suplantar, provocando trabajos colaborativos, abriendo horizontes, descubriendo posibilidades...  ¡Hay tanto que hacer... y el tiempo para lograrlo es tan escaso!