jueves, 24 de febrero de 2011

¿Crisis de las clásicas? ¿Qué crisis?

Desde tiempo inmemorial, los profetas de desgracias vienen pronosticando el fin de nuestras materias. Expresiones como lenguas muertas, el latín para los curas, ¿eso aún se estudia?, etc, etc., no son otra cosa que deseos subconscientes (¿o quizá conscientes?) de quienes querrían matar y enterrar cuanto huele a culturas y lenguas clásicas.

Es evidente que nuestros estudios no son mayoritarios (ni falta que hace) ni proporcionan una situación económica boyante de por vida (creo que tampoco hace falta).
Pero hay que decir bien alto que esa minoría que enseña y aprende latín, griego y cultura clásica pocas veces ha estado tan viva, tan emprendedora y tan motivadora como en estos momentos. Unos pocos ejemplos, sacados de noticias recientes:

1. Son varios los centros que participan en programas estatales o europeos cuyo objetivo gira alrededor del mundo clásico. Como ejemplo, el IES Melchor de Macanaz, de Hellín, que ha obtenido varios premios por su proyecto etwinnig "Tandem".

2. Acaba de terminar el concurso "Odisea" entre alumnos de secundaria, que se va extendiendo cada vez más por la geografía española.

3. Pero hay más concursos: por ejemplo, el titulado "El gran Julio César", o el Concurso-Maratón "La cultura clásica".

4. Por otro lado, se acaba de abrir la inscripción para participar en los próximos Ludi Saguntini, cita imprescindible para quien desee asistir con sus alumnos a talleres y representaciones de alto nivel: no hallarán un ambiente parecido ni más motivador.

5. Los festivales de teatro grecolatino han ido proliferando cada vez más, lo cual prueba su buena salud y una asistencia notable. Algunos de los más conocidos: el organizado por Prosopon en varias sedes; el primogénito de los festivales: el de Segóbriga, también con diferentes sedes; los de Andalucía (por ejemplo, el de Itálica o el de Baelo Claudia); el de Mérida, organizado por el IES Santa Eulalia; o el de la Fundación CRETA, que se celebra también en diferentes sedes.

6. Y no puedo olvidar una realidad pionera y única en su género que, además, puede llevarse a cabo a lo largo de todo el curso escolar. Me refiero a la Domus Baebia Saguntina, que ofrece a alumnos de las más diversas edades la oportunidad de trabajar la antigüedad clásica mediante espléndidos talleres. Una actividad altamente recomendable.

Todo esto ¿anuncia crisis? Añadamos a lo dicho realidades tan contrastadas ya en la red como Culturaclasica.com, Palladium, Chiron, Labyrinthus, Grammaticus... y un larguísimo etcétera. ¿Hay quien pueda dudar de la excelente salud de las clásicas?