martes, 4 de mayo de 2010

Latín y matemáticas

Hace ya tiempo, leí en internet un artículo de la profesora norteamericana Cheryl Lowe, que me llamó poderosamente la atención, y en el que planteaba un paralelismo entre la metodología de las matemáticas y la del latín. Y llegaba a la conclusión de que ambas suponen el principal soporte educativo y formativo de los alumnos, eso sí: con el latín un peldaño por encima.
Tan sólo mostraré algún párrafo del artículo, que puede ser consultado entero aquí. Personalmente, me parece un discurso bien trabado y lleno de ideas sugerentes, aprovechables en muchos aspectos de la enseñanza.


El latín desarrolla las facultades intelectuales como ninguna otra materia. (...)
La mejor manera de comprender el poder del latín es compararlo con algo que seguramente usted conoce: la matemática. 
La matemática es un sistema organizado, lógico y acumulativo. En un estudio acumulativo, cada destreza se construye sobre la anterior; nada puede ser olvidado; todo debe ser recordado. Todos los conocimientos y las habilidades están interrelacionadas. El estudiante continúa construyendo la torre del conocimiento ladrillo a ladrillo, hasta que alcanza el más alto nivel de habilidad y conocimiento. (...)
Ahora bien, ¿qué tenemos en el lado del lenguaje en el currículo que sea comparable a ese balance de rigor, desafío, acumulación y formación que proporciona la matemática? Sin el latín, la respuesta es ‘nada’. (...)
La matemática es importante, pero es secundaria en comparación con la habilidad lingüística. De hecho, la matemática depende de la habilidad lingüística. El maestro de matemática enseña los conceptos con palabras, y los símbolos matemáticos se usan en lugar de palabras, de manera que pueden ser manejados más fácilmente en el papel. (...)
El latín proporciona este componente que falta en la educación moderna: el entrenamiento sistemático del lenguaje, comparable a la matemática en el otro lado del currículo. En casi todo lo que he dicho sobre la matemática, puede poner usted latín, pero no inglés, ciencias o historia.
Es cierto que también tiene detractores esta teoría, pero dejo la discusión en manos de los posibles -y pacientes- lectores de esta entrada.

Ahora, y gracias a Sebastià, he podido leer el artículo de un catedrático de Matemáticas de la Politécnica de Madrid (Francesc Mitjavila) sobre ciencia y humanismo, que puede ser muy bien el complemento al que he traido hoy a colación. Pero eso será materia de otro post...

3 comentarios:

latinimberbe dijo...

Saludos, una nota muy interesante pero parece que el enlace al artículo entero está roto (error 404)

Luis Inclán dijo...

Muchas gracias por el aviso. Ya está solucionado.

Matemáticas dijo...

Un artículo interesante gracias