miércoles, 27 de enero de 2010

La Ilíada

Cuando pasan los siglos y se pueden seguir diciendo cosas sugerentes de una obra como la Ilíada, es el momento de redescubrir el valor de lo clásico. Si, además, quien las dice es alguien como Jaume Pòrtulas, que lleva años dedicando sus mejores esfuerzos a la epopeya homérica, vale la pena oirlas.

Eso fue lo que ocurrió ayer, con la conferencia que dictó el profesor en Girona, la segunda del ciclo sobre V Obras Maestras de la Literatura Grecolatina.

Núcleo fundamental de su exposición lo constituyó, como era de esperar, Aquiles y su cólera, la condición de héroe ansioso por pervivir en el recuerdo de los suyos, aunque sea a costa de la propia vida

Vayamos, pues, demos fama a alguno, o que él nos la dé a nosotros. (XII, 328).
los móviles de su conducta, las claves de su pugna con Agamenón... Pero también el dramático y entrañable encuentro del héroe con Príamo

...!Cuantos males ha debido aguantar tu corazón!
¿Cómo te has atrevido a venir solo a las naves de los aqueos,
y mirarme a mí a la cara, a un hombre que te ha masacrado
a tantos hijos valientes? Debes tener el corazón de hierro...
(XXIV, 518-521)
El conferenciante dejó muestra evidente de su capacidad de comunicación, de la facilidad con que vierte profundos conceptos en palabras cercanas. Seguro que la mayor parte del numeroso público asistente salió con ganas de leer, si no lo ha hecho ya, su libro Introducció a la Ilíada: Homer, entre la història i la llegenda, galardonado con el primer Premio Nacional de Literatura de la Generalitat de Catalunya..

2 comentarios:

Ricardo dijo...

Esperaba esta entrada desde aquella en la reseñaste la conferencia del profesor Bernabé. Qué lujo escuchar a estos Maestros, sabios y cercanos, según nos cuentas. Supongo que disfrutarías mucho del acontecimiento. Me alegro. Un fuerte abrazo, Luis.

Dani dijo...

Bueno, no sé si me apetecerá leer el libro de Jaume Pórtules, pero debo admitir que sí se me ha despertado el gusanillo por leer alguna obra clásica. Las dos citas me han llamado mucho la atención. Me pasaré por la biblioteca del cole en cuanto tenga un momento.