jueves, 28 de mayo de 2009

Despedida (bis)

Anteayer, y siguiendo una tradición bien reciente, los alumnos de segundo de bachillerato y sus profesores nos reunimos en una cena de despedida.
La llegada de la mayoría se iba produciendo con un cierto aire de alfombra-roja-de-festival-cinematográfico: quien más quienes menos (ellas) con un aspecto impecable y distinto, que denotaba una concienzuda preparación; quien más quien menos (ellos) de rigurosa camisa negra, como se lleva; aunque tampoco faltaba quien obviaba estos convencionalismos y se había enfundado en los tejanos de toda la vida.
Tras la cena, algunas intervenciones sin grandes convencionalismos:
-Los alumnos de latín ofrecieron su versión de la "Caperula Rubra", en medio del regocijo general: no se sabe muy bien si por el gracejo de la obra o por los frecuentes 'in albis' de más de uno (o una).
-Vinieron después las colecciones de 'frases célebres' de todos los profesores (presentes y hasta ausentes). La mía (solo una: se ve que no doy para más...): este curso es el más difícil de vuestra vida.
-Acabamos (es un decir...) con la entrega a los alumnos de una orla como recuerdo de su estancia en el Instituto. La mayoría de los profesores nos fuimos después de esto: ya no era martes, sino miércoles. Otros, y todos los alumnos, siguieron un buen rato charlando (cuando los decibelios no lo impedían) y escuchando los valores musicales de varios, que no son pocos ni malos.
Ayer, la evaluación nos devolvió a la realidad cotidiana. De todas formas, fue una sesión plácida... De mis alumnos de latín y de griego, todos han superado el curso: ya son bachilleres. Esta mañana han venido a recoger las notas. En sus caras había satisfacción. En la mía, también.

4 comentarios:

Magdalena dijo...

Imagino que en estas fechas en muchos centros se repiten estos actos: cena, entrega de orlas (en nuestro caso es en orden inverso) y después...fiesta.Me encanta que todas mis alumnas puedan celebrar de verdad que se ha terminado el curso. Me alegro por ti y por tus alumnos. La satisfacción del trabajo bien hecho es una de las mejores cosas que nos da esta profesión, ¿no crees?

Luis Inclán dijo...

En efecto, Magdalena: la satisfacción de ver los resultados compensa los malos tragos del curso. Te deseo lo mejor en este final.
Saludos.

Ana dijo...

¡Qué felices se ven en la foto! Me alegro de que el final de curso les haya ido tan bien y espero que se acuerden de pasarse por aquí de vez en cuando a dejar algún comentario. Nos encantará leerlos.

Daniel Lagoa Martínez dijo...

Felicidades y buen trabajo, Luis. Por aquí no se estila lo de la fiesta pero sí lo de las orlas en las que saldré para bien o para mal. También tendré oportunudad den acompañar a los de 2º de bach. en su excursión de fin de curso a Tenerife. Todo un reto. Quiero creer que todo va a salir bien y que será un buena guinda. Un saludo.