domingo, 2 de septiembre de 2007

EL HOMBRE DE ESPARTA

Tenía pendiente de leer El hombre de Esparta, y este verano he podido hacerlo. Y he disfrutado.
Antonio Penadés ha escrito una obra que me ha parecido redonda, en la que mezcla armoniosamente una trama de notable intriga, descripciones muy atinadas de modos de vida, estudios de caracteres humanos, ambientación histórica llena de referencias, y una apreciable presencia de lo trágico. Todo ello confiere un carácter de especial verismo a la narración, aún sabiendo que ha urdido una trama ficticia.

Hay capítulos que justifican la novela por sí solos: la sesión de la Asamblea en Atenas o el episodio de la consulta al oráculo de Delfos, ambos llenos de fuerza narrativa y de gran riqueza de detalles, y en los que rigor histórico está siempre presente, como a lo largo de toda la novela.

Estamos en vísperas de la Guerra del Peloponeso, y las dos figuras protagonistas -Isómaco y Alcínoo- se erigen en símbolos de la devastadora lucha que no tardará en estallar entre atenienses y espartanos. Asistimos a un inevitable cruce de destinos, que acercará la existencia de ambos protagonistas hasta culminar en una escena final de gran fuerza dramática y de evidentes connotaciones trágicas.

Las referencias a personajes históricos -Pericles, Sócrates, Arquídamo...-, la ambientación rica en detalles, la armoniosa combinación de elementos dramáticos, líricos y épicos, enriquecen el contenido de tal manera que puede afirmarse que El hombre de Esparta es una novela de rara perfección, sobre todo tratándose de la primera obra de su autor, traducida ya al griego moderno.

Una narración altamente recomendable, que disfrutarán de manera especial todos los amantes del mundo clásico griego.

3 comentarios:

Ana dijo...

Coincido contigo: es un libro muy recomendable, de fácil lectura pero bien documentado. Un buen regalo para aquellos que quieren disfrutar del mundo griego.

Con un poco de suerte, podrás conocer a su autor en una de esas escapadas que tienes pendiente por esta zona ;-)

Leonor Quintana dijo...

Muchas gracias por la información. No sabía que había sido traducido al griego. Así me será más fácil encontrarlo y poder leer el libro.

También quería recordaros que casi todo El Peloponeso, desde Esparta hasta Atenas, ha sido pasto de las llamas y pido la solidaridad de los que amáis la oferta de este histórico pueblo a la Humanidad para difundir lo más posible este sitio: I help Greece.
Ευχαριστώ πολύ.

Magister-Διδασκαλος dijo...

Leonor:
Por supuesto. Acabo de publicar una entrada con tu petición.
Un saludo.
Luis.