jueves, 7 de junio de 2007

LA ODISEA Y LA HOSPITALIDAD

"La Odisea, un poema de hospitalidad": así es como ha titulado Carlos García Gual su conferencia, dentro del ciclo sobre Homero que se celebra estos días en Barcelona.

Para quienes no lo sepan (pocos habrá entre quienes lean esto), Carlos García Gual es Catedrático de Filología Griega de la Universidad Complutense y ha escrito numerosos libros y artículos sobre Literatura, Filosofía y Mitología. Destaca también su labor como traductor, que le ha supuesto en dos ocasiones ganar el Premio Nacional de Traducción, la última vez por el conjunto de su labor en este campo. Precisamente, acaba de aparecer una versión suya de la Odisea.

De García Gual he leído bastantes cosas, pero nunca había asistido a conferencias suyas, hasta ayer.
La primera impresión es la de hallarse ante un excelente comunicador, claro en la exposición, y hasta divertido en sus apreciaciones. La conferencia iba dirigida al gran público, pero abundaba la representación del estamento docente.

Los aspectos de la Odisea que fue desgranando le sirvieron para trazar un dibujo sugerente de lo que nos quería transmitir: se trata de un poema donde el sentido de la hospitalidad, tan propio de la cultura helénica, se muestra como un encuentro benevolente con el extraño.

García Gual hizo un rápido recorrido por la Odisea señalando que el motivo central es el volver a casa, lugar donde se da la más esencial y natural de las hospitalidades.
Es significativa la actitud de Ulises cuando llega a una nueva tierra: siempre se pregunta cómo serán sus habitantes, si le acogerán bien o serán gentes peligrosas.

Tres ejemplos de auténtica acogida al extraño: la que Néstor y Menelao prodigan a Telémaco cuando éste busca noticias de su padre. La hermosa hospitalidad con que Alcínoo y Nausicaa reciben a Ulises. Y la favorable acogida de Eumeo a Ulises cuando, por fin, llega a Ítaca. En todos estos casos, los anfitriones reciben y agasajan primero al recién llegado, y sólo luego le preguntan por su nombre.

A lo largo de la Odisea hay otras hospitalidades menos generosas: el irónico contraste que representa el recibimiento del Cíclope a Ulises y sus compañeros; la hospitalidad excesiva de Calipso; la interesada de Circe; y el abuso de hospitalidad que supone el comportamiento de los pretendientes en Ítaca.

El poema acaba, en su canto XXIV, con el encuentro de Ulises y su padre Laertes. Antes de darse a conocer, cuando el héroe se presenta como alguien que, en su momento, recibió y agasajó a Ulises, Laertes lamenta no poder corresponder a ese ejemplo de hospitalidad.

En resumen, estos son los trazos esenciales de una conferencia que fue seguida por un numeroso público (las entradas se habían agotado hacía ya días), que sobrepasaba la cifra de 400 personas. Se ve que la cultura clásica aún tiene bastantes adeptos...

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Esperaba con ansias leer tu crónica sobre la conferencia.
Al final no pude acudir por problemas personales y n sabes lo mal que me sentó, espero por lo menos poder asistir a alguna...y de esa manera conoceron junto a Nausicaa

De nuevo gracias por la crónica.

Besos

Dánae

Ana dijo...

Imagino el placer de asistir a esa conferencia por el magnífico ponente y por el tema tratado. Sería fantástico tener la posibilidad de grabar de algún modo esos eventos para compartirlos en red y que lleguen a más personas, aunque gracias a tu resumen he podido intuir lo que me he perdido.

La cultura de la hospitalidad es un elemento fundamental para entender la civilización griega. Afortunadamente algo nos ha quedado, aunque es una lástima haber perdido eso de que los anfitriones reciben y agasajan primero al recién llegado, y sólo luego le preguntan por su nombre que se conserva en algunos lugares llamados incivilizados.

Me has dado mucha "envidia de la nuestra", así que espero que cuando nos veamos puedas contarme más detalles sobre este ciclo de conferencias.

pau dijo...

Estuvo muy bien, la conferencia, tal como dices, es un gran comunicador. Y el tema también era de gran interés. Es curioso como en nuestros tiempos este orden de 1) acoger y 2) preguntar más bien parece haberse invertido. Estas conferencias estan bastante bien, de momento ya tengo entrada para la próxima y espero poder ir a todas las que quedan.

Magister-Διδασκαλος dijo...

Gracias por vuestros comentarios, Danae, Ana y Pau.
Efectivamente, da gusto asistir a actos como ese donde, además de oir cosas interesantes, te ves rodeado de tanta gente amante de la cultura clásica.
Para quienes piensen que no pueden asistir por haberse agotado las entradas, la organización dispone gratuitamente un aula con circuito cerrado de TV. Eso sí: se ha de llegar pronto porque se llena enseguida.
Yo volveré el próximo día 20, y espero poder saludar a gente conocida sólo virtualmente.
Saludos.

Blai dijo...

Yo estoy con Ana, no estaría nada mal gravar en video alguna conferencia.
Pero bueno, si no es posible nos apañamos con tus ilustrativas crónicas. ;-)

Ana la filohelena dijo...

García Gual es, además, un excelente profesor, he de decirlo, y un gran apasionado de Homero, tal y como nos demuestra a sus afortunados alumnos en el día a día. Gracias por los comentarios sobre la conferencia, me alegro de que os haya gustado, ya me imaginaba yo que Gual no os iba a defraudar.
¡Saludetes!

Fer.filol dijo...

Hola a todos, especialmente a ti, Luis. Qué grato es encontrar su foto, la verdad. Hoy mismo nos hemos cruzado camino del metro, mientras él iba a la Facultad. Las mejores clases de textos griegos han sido con él, por supuesto, de Homero, cómo no.

Qué pena que no haya en You Tube casi nada de material de conferencias de este tipo, pues creo que en este siglo ya podemos darle más importancia y difusión casi al instante. Pasado mañana tenemos el examen con él de Esquilo y Píndaro.

Ana, ya te tocará el año que viene, espero bajo su docencia rigurosa y divertida a la par. Sandra y yo siempre intentamos hacer el mejor guiño parodiando algunos tics o frases prototípicas. En el caso de Gual, cuando alguno se equivoca en la traducción o en alguna respuesta, él siempre dice "!No, hombre, no¡". Y cuando ya quedan 10 ó 5 minutos de clase, ya algo cansados (sobre todo él, la verdad), nos anima a hacer los últimos versos y dice:: "Un poquillo más". Quien le haya oído y vivido en persona, esbozará una al menos leve sonrisa. Aparte de un genial traductor y profesor, merece la alabanza de todo el alumnado, al menos, el de su Facultad. Y de hecho me consta que tiene grandes adeptos y aficionados a sus libros y traducciones.

Saludos.

Isabel Romana dijo...

Me hubiera encantado asistir. Me atraen mucho todas las interpretaciones y los análisis de las obras clásicas, siempre ofrecen un punto de vista nuevo que nos las hace valorar cada vez más. Saludos cordiales.

Magister-Διδασκαλος dijo...

Veo que van apareciendo alumnos o exalumnos de Carlos García Gual.
Para un profesor, siempre es reconfortante ver que los alumnos guardan buen recuerdo -como profesor y como persona-.
Fernando: una pincelada muy humana lo que dices de sus 'muletillas'. Gracias y saludos.

Ana la filohelena dijo...

Estoy completamente de acuerdo con lo que dice mi amigo Fer, yo también esbocé una sonrisa al ver su foto en el blog y lo recuerdo con mucho cariño. Bueno, recuerdo... me dio clase el curso pasado, este año también, el 21 me examino con él de morfología griega, y el curso que viene lo volveré a ver, y estoy encantada. Me considero muy afortunada de haberlo tenido en la asignatura de Homero y me alegro de tener que ver, el curso que viene, Esquilo y Píndaro de su mano.
¡Saludetes!

mavipas dijo...

Gracias por el resumen de sta interesante conferencia para todos aquellos que no pudimos ir.

Un saludo desde la potnia.

Mica dijo...

Estoy escribiendo una monografia sobre las costumbres en la Odisea y me parecio muy importante lo destacado. Me sirvio mucho.
graciaas