lunes, 14 de abril de 2014

Elección libre de profesorado

Irene Rigau, Consellera d'Ensenyament
Hace unas semanas, la Consellera d'Ensenyament de la Generalitat dio a conocer que, a partir de ahora, los directores de centros escolares públicos, cuando se produzcan vacantes, podrán escoger libremente profesorado, sin pasar del 50% de la plantilla, y sin que ello afecte a los funcionarios.

Esta medida, como era de esperar,  ha levantado ampollas, sobre todo entre los sindicatos.

Pocos días después de conocerse la noticia Marina, una antigua alumna de mi instituto, ingeniera y doctoranda por más señas, publicó una entrada en su blog sobre este asunto. Se trata de una opinión, según mi criterio bastante sensata, de quien ha pasado no hace mucho por el sistema educativo. Recojo aquí una parte 
-traducida al castellano- de su artículo: 
Hay gente que puede ser muy inteligente, o tener muy buena nota en la carrera, o muy buen nivel de inglés, pero que no saben enseñar, (...) hay profesores que tienen menos experiencia pero más méritos, hay profesores que serían muy buenos profesores, que tienen ilusión y motivación, pero que no han tenido la oportunidad de sumar horas como interinos.
(...) Hay que intentar no caer en el error del amiguismo (...). Puede pasar, como ha pasado en muchas empresas. De acuerdo, pero creo que, como en la empresa privada, eso de los 'contactos' puede servir para entrar, pero no para quedarse. Los demás maestros y las AMPA no lo permitirían. ¡Estoy segura! Yo no lo permitiría para mis hijos y, por muchos amigos o contactos que tengas, no aguantas en ningún trabajo si no lo haces bien.
De hecho, cuando eres funcionario con plaza fija e inamovible, puedes ser un maestro incompetente, pero no te pueden despedir. Todos conocemos alguno/a... ¿Es eso lo que queremos para el futuro de nuestros hijos? ¡Yo no! Yo deseo una enseñanza de calidad.
Puede leerse la entrada completa aquí -en catalán-.