lunes, 1 de julio de 2013

La utilidad de lo presuntamente inútil


En un reciente informe, la American Academy of Art and Sciences, afirma que los estudios humanísticos suponen una valiosa ayuda para crear un debate público más cualificado y una fuerza de trabajo más creativa. También favorece el pensamiento integrador, la creatividad y el desarrollo. Contra el utilitarismo al uso, las humanidades van más allá de lo inmediato y son fundamentales para la búsqueda del sentido de la  vida, la libertad y la felicidad.


El informe, que se puede leer completo aquí, desarrolla estas ideas siguiendo los apartados que se citan a continuación:

*Las humanidades son útiles durante toda la vida, porque “fomentan cualidades valiosas: la capacidad para recuperarse de los reveses y lidiar con el estrés; la perseverancia y la pasión por las metas desafiantes."


*Con menos humanidades, la innovación peligra, "ya que las ciencias sociales suponen un estímulo a la innovación y favorecen la cohesión social". Para ello, se propone: 

A) Ayudar a construir la democracia del siglo XXI: "Las humanidades y las ciencias sociales proporcionan un marco intelectual y un contexto para prosperar en un mundo cambiante".
B) Fomentar una sociedad innovadora, con una formación más completa y versátil, y menos especializada.  
C) Educar para el liderazgo en un mundo globalizado, mediante escuelas, centros comunitarios y otras organizaciones que transmitan conocimientos humanísticos y científicos sociales.

*Aunar humanidades, empresas y nuevas tecnologías. A raíz de una encuesta realizada a empresarios norteamericanos, la Association of American Colleges and Universities declaraba en su informe que esta interdisciplinariedad "ayuda a los estudiantes a desarrollar un sentido de responsabilidad social, así como intelectual, junto con destrezas prácticas como la comunicación, el análisis, la resolución de problemas, y una capacidad demostrada para aplicar conocimientos y habilidades en contextos del mundo real”.


Del país más industrializado, pragmático y materialista de nuestro mundo, nos llegan estas alentadoras afirmaciones. Al menos, nos pueden servir para levantar algo el ánimo...