viernes, 8 de marzo de 2013

Aprendizaje basado en problemas

El aprendizaje basado en problemas (ABP), con su variante "aprendizaje basado en proyectos", es una metodología educativa que empieza a tomar cuerpo, especialmente en la enseñanza universitaria.

Se trata de un método en el cual el protagonismo recae principalmente en el alumno. En el artículo de la Wikipedia, se dice lo siguiente:

Consiste en que un grupo de estudiantes de manera autónoma, aunque guiados por el profesor, deben encontrar la respuesta a una pregunta, o solución a un problema, de forma que al conseguir resolverlo correctamente suponga que los estudiantes tuvieron que buscar, entender e integrar y aplicar los conceptos básicos del contenido del problema así como los relacionados. Los estudiantes, de este modo, consiguen elaborar un diagnóstico de las necesidades de aprendizaje, construir el conocimiento de la materia y trabajar cooperativamente.

 El ABP descansa en un concepto constructivista de la enseñanza, y fomenta indudablemente el papel activo del alumno, hasta el punto de que el profesor viene a ser un tutor, un guía, un asesor... Facilita el trabajo cooperativo, la asunción de responsabilidades, el espíritu crítico, la curiosidad científica...

La implantación del ABP  se va produciendo paulatinamente en la enseñanza secundaria, pero sobre todo se ha ido introduciendo -parece ser que de forma exitosa- en los estudios universitarios (Medicina, Química, Enfermería...), como se muestra en este estudio (algo desfasado ya, porque hay bastantes más ejemplos en la actualidad).

El mapa conceptual enlazado aquí ayuda a entender mejor el aprendizaje basado en problemas.