domingo, 28 de agosto de 2011

San Agustín


La festividad de San Agustín  se nos vuelve a presentar como una ocasión adecuada para hacer algunas breves reflexiones sobre la educación, tomando ocasión de algunos de sus textos.
La educación fue uno de los temas recurrentes en Agustín. Y tiene el valor añadido de una persona que cabalga entre dos épocas: tanto se le puede llamar el último gran clásico como el primer medieval. Incluso algunos lo consideran el primer pedagogo moderno (Confes. BAC, II, p. 109).



La educación fue su vida, aunque prefería aprender a enseñar: plus amo discere quam docere (De octo Dulcitii quaestionibus, 3, 6; Ep. 157, 5. 41). Y, cuando se trata de enseñar, acude a la sugerente idea de educere (sacar de):  Educar significa sacar el corazón del formando de una situación de presente para llevarlo más allá, hacia su futuro como persona y como miembro de una comunidad  (Studium sapientiae, Madrid, 1987. n. 147).


Una idea de gran alcance: el ejercicio alegre de la enseñanza: multo gratius audimur, cum et nos eodem opere delectamur (De catechiz. rud., 2, 4, 12). 


Son varias las obras agustinianas sobre educación. Podemos citar, entre otras,  De magistro (389), De doctrina christiana (397) y De catechizandis rudibus (404).


3 comentarios:

Cristina dijo...

Hola! Soy futura profesora y en la universidad me hablaron de San Agustín y su pasión por enseñar. Aunque yo ahora mismo tenga esta pasión un poco perdida, ya que estoy en unos cursos de oposiciones a ver si las apruebo, me parece muy interesante, admirable y sobretodo motivador para cualquier profesor todo lo que él decía. Saludos!

El Riajo97 dijo...

Hola te he agregado a mi blogroll.

http://www.lafregona.blogspot.com

saludos

Álvaro P. Vilariño dijo...

Esas citas de San Agustín sobre la educación (y otras más de tu querido Comenius) bien podrían tener su sitio en Compostela!
Sigo pensando en que el curso sea un monográfico sobre la educación en el mundo antiguo, un tema que ahora mismo está de "rabiosa" actualidad!