lunes, 23 de mayo de 2011

Otra vuelta de tuerca...

Ya estamos acostumbrados a que periódicamente alguien ponga en cuestión los estudios de Latín y de Griego, sobre todo en el bachillerato. Últimamente, ya se comentaron con profusión -también aquí- las desafortunadas palabras del conseller de Sanitat de la Generalitat de Catalunya declarando que, quien desee estudiar Latín y Griego en la universidad, se lo pague.


En los últimos días ha circulado entre los amantes del mundo clásico otra manifestación contra el Latín (¿qué tendremos los clasicistas para ser el chivo expiatorio de los males de la enseñanza?). En este caso proceden del ámbito académico universitario, y firma esas opiniones en su blog el profesor de Sociología Mariano Fernández Enguita


Unas pocas muestras de lo que escribe bastarán para darse cuenta de sus intenciones.
Al hablar del plan de estudios del bachillerato de excelencia, modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales, dice textualmente: 

...los alumnos habrán de estudiar obligatoriamente Latín. No esperaba semejante sandez.


Refiriéndose a los profesores que defendemos habitualmente los estudios clásicos, continúa:

Dudaría de su inteligencia si no comprendiera que, al fin y al cabo, están luchando por sus puestos de trabajo, presentes y futuros.

Claro que, a la hora de hacer su elenco de las auténticas Humanidades, no se olvida de su Sociología:

Las humanidades de hoy se llaman, como siempre, Literatura, Historia, Geografía, Arte... y también Derecho, Economía, Sociología, Antropología, Comunicación..., pero en ningún caso Latín, ni Griego.


En su blog se han acumulado diecinueve comentarios: aún se espera su respuesta a los mismos. Sin embargo en la siguiente entrada continúa con su particular cruzada, denunciando ahora que el director del instituto madrileño que se hará cargo del bachillerato de excelencia sea un catedrático de Latín...

O sea, que prácticamente sobramos en el mundo de la enseñanza: por no tener verdadera vocación y ser únicamente defensores de una plaza de profesor (y, si no es así, se duda de nuestra inteligencia); por defender unas materias que ni están -según él- entre las verdaderamente humanísticas; porque ¿dónde se ha visto que un catedrático de Latín dirija un instituto de buenos alumnos?

Lo triste del asunto es que no será ésta la última diatriba que tengamos que aguantar. Vendrán otras y otras, pero podríamos aplicarnos, una vez más, la sentencia de Horacio (Odas, III, 3,7-8):

si fractus inlabatur orbis,
inpauidum ferient ruinae

...aunque la impavidez, en nuestro caso, no supone inacción sino acicate y bríos renovados..

7 comentarios:

Negrevernis dijo...

He visitado las entradas que nos enlazas y comentado en una de ellas. Así vamos, con gente eon gente en las universidades pensando así.

Y yo que pensaba que mi batalla cotidiana ("profe, si la Historia no sirve para nada") era sólo cosa de la ESO. Hartura de postmodernismo.

Un saludo y gracias por tenernos al tanto de estas cosas.

eduideas dijo...

Es muy necesario difundirlo y que todos comenten, despreciar cualquier rama del saber demuestra tal incultura que se autodescalifica quien lo hace

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo y Colega Luis Inclán,


Muchas gracias por tenernos bien informados de los terremotos que se suceden contra nosotros. No puedo abstenerme de dejar en su blog el comentario que he dejado en el del supuesto entendido, pero seguro ignorante.


Le envío un afectuoso saludo


Antonio Martín Ortiz

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
Sr. Mariano Fernández Enguita,

Insisto en mi comentario anterior. Vd. será todo lo Profesor que quiera de la Universidad, la que sea, que no me importa, porque no me importa ni lo que piense Vd., ni lo que escriba, ni lo que diga, ni lo que haga, cuando leo, por segunda vez, una estupidez que no cabe en ningún sitio, escrita por Vd.:

Pero, cuando pasamos a la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales, la excelencia se manifiesta, de momento, en que los alumnos habrán de estudiar obligatoriamente Latín. No esperaba semejante sandez.

Desde luego que se nota a leguas que Vd. no tiene la más mínima Formación en Lenguas ni Cultura Clásicas, ni nada que se le parezca. Y me digo yo:

Si nuestras Universidades se nutren de Profesores como Vd., malos tiempos nos esperan, y no pretendamos que salgan de ellas buenos profesionales, porque, en esas condiciones, ello es imposible, aunque también estoy seguro de que el caso de Vd. es la excepción.

Yo me curo en salud y puede dar por seguro que esto es lo primero y lo último que leo de Vd., porque no quiero que la estulticia (palabra latina: stultitia), la necedad y la estupidez me contaminen.

No puedo decir que le envío un cordial saludo, porque mentiría, pero me despido en Latín:

Vale

(Como Vd. no debe conocer lo que significa, le diré que es equivalente a Cuídate [utiliza el y no el Vd. porque el Latín no usaba el plural mayestático], que buena falta le hace).

Antonio Martín Ortiz
Catedrático de Latín

Luis Inclán dijo...

¡Muchas gracias, Antonio! Por cierto: no estaría mal que algún día nos pudiéramos conocer...

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Luis,

Pues creo que es una buena idea que algún día nos conozcamos personalmente. Desde luego que a mí me encantaría.

Le envío un abrazo,

Antonio

Ricardo dijo...

Hola, Lluis. Muchas gracias por esta información tan interesante. Ya he dejado mi comentario en el artículo del blog del Sr. Fernández Enguita. Verás que estas cosas me las tomo ya a auténtico pitorreo. Será que soy andaluz. Un fuerte abrazo.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo y colega Luis,

Te sugiero que le eches un vistazo a los comentarios del ínclito Profesor de Sociología y podrás comprobar el sabroso comentario que le he dejado.

Te envío un abrazo, amigo mío.

Antonio