lunes, 11 de enero de 2010

Nil

Nunca hubiera deseado redactar una entrada como la presente. Y seguro que es la más difícil de cuantas hay en este blog. La noche del viernes al sábado pasado, Nil, alumno de Latín de primero de bachillerato, falleció de muerte súbita: se encontraba con sus amigos, tras regresar de un entrenamiento de básket, y se desplomó de manera fulminante.

Esta mañana, he tenido la primera clase del día con sus compañeros. El panorama era desolador. Les he hablado brevemente para intentar levantar los ánimos, cosa que no creo haber conseguido, porque el golpe es demasiado duro para digerirlo cuando se tienen 16 años.

Quienes somos creyentes tenemos un asidero importante para sobrellevar una desgracia de este calibre. Pero, de todas formas, cuesta mucho asumir algo así y hacerse a la idea de perder, tan pronto, a un ser estimado, alegre, deportista y buen compañero.

Vita mutatur, non tollitur, reza una de las expresiones de la liturgia de los funerales. Para muchos quizá no sea un consuelo. Pero constituye una muestra de esperanza, de la esperanza de no haberlo perdido para siempre.
¡Descansa en paz, Nil!

12 comentarios:

Ana dijo...

Una triste noticia, Luis, transmite todo mi cariño a sus compañeros. Poco más se puede decir ante lo injusto y desgraciado del suceso.

Carlos Cabanillas dijo...

Lamentable noticia, Luis. Ahora hay que intentar levantar el ánimo de familia y compañeros.

Mi saludo y mis condolencias para todos.

Isabel dijo...

La vida es muy injusta, Luis,lo sabemos todos. Me imagino lo duro que tiene que ser este momento para a su familia y amigos, así que para todos ellos un abrazo muy fuerte.

Mertxu dijo...

En estos momentos las palabras no tienen sentido alguno.
El dolor de la familia y de los amigos es demasiado grande como para oir discursos.
Pero sé que intentarás hacerles menos duro este duelo.
Transmíteles mis condolencias y recibe un fuerte abrazo, Luís. Sin duda tienes la más dura tarea, que no caigan los compañeros en el desánimo.

Mertxu dijo...

En estos momentos las palabras no tienen sentido alguno.
El dolor de la familia y de los amigos es demasiado grande como para oir discursos.
Pero sé que intentarás hacerles menos duro este duelo.
Transmíteles mis condolencias y recibe un fuerte abrazo, Luís. Sin duda tienes la más dura tarea, que no caigan los compañeros en el desánimo.

Iaenus dijo...

Muchos ánimos, y mucho cariño para tus alumnos.

Ricardo dijo...

Descanse en paz, Nil. Un abrazo para sus familiares, para sus compañeros y para su profesor, que ha sabido honrar noblemente a su alumno dedicándole estas palabras de cariño. En este blog y en la red queda ya para siempre el recuerdo de este joven. Un fortísimo abrazo, Luis.

Álvaro P. Vilariño dijo...

Poco se puede añadir a lo dicho por los demás.
Pero me resisto a dejar en el tintero estas palabras dedicadas al joven Nil, que un día se dijeron también en el entierro de un amigo:

Sit Tibi Terra Levis

eduideas dijo...

Durísimo, sobran los comentarios

Charo Marco dijo...

Lluís lamento muchísimo la notícia.
Muchos ánimos a todos
Un beso

Anónimo dijo...

No t'oblidarem mai NIL...
Tots els moments junts, sempre els tindré dins el cor.

cmaguirre dijo...

Un abrazo muy fuerte para ti y para los chicos, Luis, y todo nuestro cariño y apoyo para los padres.