domingo, 31 de agosto de 2008

Los clásicos y... LA GENEROSIDAD

Nec potest quisquam beate degere qui se tantum intuetur, qui omnia ad utilitates suas convertit: alteri vivas oportet, si vis tibi vivere. (Séneca, Ep. mor. ad Lucilium, XLVIII, 2)

No puedes ser feliz cuando vives solo para ti, cuando todo lo haces en tu propio interés: en verdad, solo vives para ti cuando vives para otro.