sábado, 5 de enero de 2008

SEIS BUENAS RAZONES PARA ESTUDIAR LATÍN Y GRIEGO

1. El latín y el griego “sirven”.

Es superficial decir que las lenguas clásicas no sirven para nada. En muchos casos, quizá no sean útiles para dedicarse a ellas, pero sirven, y mucho, como instrumento. Estudiamos inglés para entendernos en esa lengua, no para dedicarnos a enseñarlo.

Los estudios clásicos son muy útiles para la construcción del propio pensamiento. ¡No sirve de nada hablar bien si no sabemos qué decir!

2. Organizan el cerebro.

El latín y el griego requieren un estudio profundo de la lógica lingüística. Y una consecuencia importante es la disciplina mental que se desarrolla y el elevado nivel de organización cerebral que se obtiene. Se facilita, con ello, la capacidad de razonar y de expresar el propio pensamiento. Y esa disciplina mental permanece en el tiempo, aunque todos los conocimientos concretos se olviden.

3. Ayudan a profundizar en las otras lenguas.

Los idiomas modernos se aprenden hoy con muy pocos conocimientos gramaticales: tienden fundamentalmente a la conversación. El estudio de las lenguas clásicas, con un fuerte contenido gramatical, facilita la profundización en el estudio de otras lenguas. Y, si se trata de idiomas que mantienen la declinación (como el alemán), hace más sencillo su aprendizaje.

4. Desarrollan la capacidad de expresión.

La mayoría de nuestras palabras proceden del latín o del griego. Disponer de un buen vocabulario de esas lenguas ayuda mucho a que seamos capaces de expresarnos en la nuestra con mayor precisión, propiedad y soltura.

5. Aumentan la capacidad de abstracción.

Cuando estudia griego, un alumno debe separar el concepto contenido en una palabra de la grafía, porque se utiliza un alfabeto distinto del propio. Esto ayuda a conseguir un mayor nivel de abstracción, porque ya no necesita usar los caracteres latinos para entender el contenido del mensaje.

6. Facilitan la capacidad de contemplación.

Las lenguas clásicas nos ponen en contacto con unas culturas milenarias. Y ese contacto se produce, esencialmente, a través de la lectura. Y leer toda esa riqueza cultural contribuye a recuperar la capacidad de contemplación, es decir, la interioridad necesaria para el desarrollo de la personalidad.

Además, ¡cuántos alumnos de latín y de griego, al acabar el bachillerato, se sienten satisfechos de su elección! Hay como un ambiente especial en esas clases, como una cierta complicidad entre quienes se saben depositarios de un tesoro... Sí, ¡estudiar puede llegar a ser gratificante, también en el bachillerato!

11 comentarios:

Jaume dijo...

Muy interesante, aunque me hubiera valido solamente "porque me gusta".

Y estudiar es gratificante si haces un bachillerato bonito... y sin duda éste es el de humanidades.

De todos modos, y expresando mi opinión, creo que realmente no hay que buscarle el pragmatismo a las lenguas clásicas.

Me explico;

Es evidente que son útiles. Pero el que se dedica al latín y al griego lo hace por puro placer (estudiar cualquier carrera de letras es un LUJO), por puro afán de conocimiento y enriquecimiento personal.
El que quiera cobrar 3.000 euros o aprender cosas prácticas que se vaya a FP...


saludos ;)

Magister-Διδασκαλος dijo...

Jaume:
Has hecho una buena síntesis.
El placer de estudiar por gusto quizá no existe al comienzo (al menos, en bastantes casos), pero se va descubriendo poco a poco.
No hay muchos estudios que puedan ofrecer eso...
Saludos.

planseldon dijo...

Perdonad que me inmiscuya en vuestra discusión.

Amigo Jaume: tienes toda la razón del mundo, pero creo que lo que Luis trata de explicar en el post es muy necesario. En el bachillerato las asignaturas no están puestas al azar. Estudiar es bonito, es cierto, y tan bonito es estudiar latín como japonés. De lo que se trata (y creo que Luis lo hace muy bien) es de explicar por qué es más importante que nuestros alumnos estudien en el bachillerato griego clásico que japonés (y no sólo es importante explicarlo, sino urgente, pues me temo que una gran parte de nuestra sociedad ya piensa que sería mejor que en el bachillerato se estudiase japonés en vez de latín)

Magister-Διδασκαλος dijo...

Querido Carlos:
No hay nada que perdonar: tienes todo el derecho (y es un honor) a intervenir, como todo el mundo. Ciertamente, has explicado muy bien lo que yo deseaba trasmitir. Gracias por ello.
¡Feliz Año!

Jaume dijo...

planseldon;

Gracias por tu aclaración.

De todos modos, lo que yo decía es que esa utilidad debe ser el motivo para que se estudien lenguas clásicas en el bachillerato, sin embargo no lo debería ser para aquellos estudiantes que nos queremos dedicar plenamente a ellas posteriormente.


saludos

Anónimo dijo...

Querido Luís, te escribo para desearte un FELIZ 2008!!. Me llegaron todos tus correos, gracias por acordarte de mi, pero la verdad es que he estado muy desconectada de estos lares.

Gracias por tu interés, te mando un garn saludo desde Barcelona.

P.D.: Próximamente volveré a escribir en el blog.

Un beso

Danae

Jacobo Nipónico / Jacobus Nipponicus / Ιακόβoς Νιππονικός dijo...

"Vender" las lenguas clásicas por su ™utilidad" es lo mismo que argumentar que debemos aprender música no porque sea una de las actividades más hermosas a la que pueda dedicarse el ser humano, sino porque nos podemos ganar unas perrillas tocando en la banda del pueblo los domingos.

Para mí, personalmente, el japonés me ha sido infinitamente más útil que el latín o el griego (y soy licenciado en clásicas, no creas), me ha abierto más caminos profesional, personal e intelectualmente. La cosa va por otro camino.

La defensa de las lenguas clásicas tiene que venir sólo de la pasión: hay pocas experiencias estéticas más radicales para un hombre que leer a Píndaro o a Catulo en el original. Las actividades mecánicas del cerebro se desarrollan mejor con el aprendizaje de las matemáticas (o de las lenguas orientales), es más efectivo aprender inglés o francés directamente, a expresarse correctamente en castellano se aprende practicando el castellano (conozco profesores de griego que no saben hacerlo: la causa es que a día de hoy han dejado de escribir hasta cartas).

El único motivo válido para estudiar latín o griego es la pasión, una pasión radical. Sólo transmitiéndola la labor de enseñante de lenguas clásicas tiene sentido. Es una labor difícil, pero inmensa, grandiosa. ¡Mucho ánimo!

Anónimo dijo...

Por favor, no nos vendas la moto.

He estudiado dos carreras y en una de ellas Latin, ya que decían como tu que era algo fundamental para mi. La única realidad es que para mi fue una curiosidad, me hizo ver de donde procedían los nombres. solamente eso... y no no me volví mas culto, mi cerebro no evolucionó a un orden pulcro por el estudio del latín y sigo siendo el mismo (bueno, eso creo yo...)
Mi profesora también pensaba que era fundamental, y en vez de dedicarse a explicar las palabras y sus declinaciones nos hizo estudiar muchísima gramática, sin ningún sentido. Mi carrera es de ciencias, y la verdad... me importa muy poco el latín.
Si a ti te apasionan las letras, y crees que eres mas culto por saber latín, Griego, Historia de España, o quien es el escritor de tal o cual libro, o simplemente porque escribes muy bien me parece estupendo, pero por favor no digas bobadas! Tu serás culto de lo tuyo y yo de lo mio! No por saber escribir mejor eres mas o menos culto que otro... y eso de que el latín ordena la mente.... hay tantas cosas que pueden hacerte ordenar la cabeza...
El latín es una lengua muerta, no existe, no se habla... a si que a los románticos como tu que se empeñan en justificar la existencia de la asignatura de latín les digo que si tanto les gusta que la estudien/eis pero por favor... daros cuenta de la realidad... y no vengais a vendernos motos que no queremos!

Un saludo!

Luis Inclán dijo...

Apreciado anónimo:
Todas las opiniones son bien venidas en este blog. A sí que la tuya también. Tan sólo quería decirte que quizá hay personas a quienes no les parece que eso sea "querer vender la moto". A lo mejor hay gente que sí lo valora.
De todas formas, gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

En los países donde se habla alemán, Alemania y Austria, cualquier universitario debe estudiar cuatro años, como mínimo, de Latín. Aquí en España tenemos muchos universitarios con faltas de ortografía; algo falla. No sé sidebemos esudiar todos más Latín y Giego; pero claro a los políticos no les interesa que el pueblo tenga conocimientos.

Miguelotas dijo...

LLevo anyos en alemania y estudiando el aleman, sigo con problemas a la hora de dominar el idioma o de expresarme correctamente, se asombran los alemanes al saber que en españa no estudiamos latin en las escuelas, me comentan que sino he estudiado latin se me va a hacer mucho mas dificil entender y dominar el aleman.

No es solo eso, es que si hubiese esttudiado latin ahora podria aprender facilmente portugues e italiano, idiomas de gran utilidad en alemania, no hablemos del frances y el ingles ya me queda a un tiro de piedra, sin ser un lingüista y no tener ni idea de idiomas, creo que estudiar latin es como el que se compra una casa con la pre-instalacion de calefaccion y aire acondicionado ;-) Luego es mas fácil ponerlo, como compres una casa sin esa pre-instalacion date por perdido si quieres ponerte calefaccion y aire !!! Vaya un ejemplo no?

Saludos.

P.D Quien fue el lumbreras que saco el latin de las escuelas ?