viernes, 11 de mayo de 2007

YA FALTA POCO...

Dentro de siete días laborables, los alumnos de segundo de bachillerato acaban sus clases. Para unos habrá terminado el curso. Otros, tendrán que recuperar algunas cosillas durante los días siguientes.

En esta tercera evaluación, tanto en Latín como en Griego, no ha habido exámenes, en el sentido propio y tradicional. Tan sólo haremos uno voluntario para quienes no se conformen con la nota que les comunique la próxima semana.
Eso sí: tanto en Latín como en Griego, les ha salido la cosa a una prueba de selectividad en clase y dos en casa cada semana, correspondientemente evaluadas. Hemos agotado todos los modelos que habían aparecido desde el año 2001 hasta ahora...
Hoy, por ejemplo, se han enfrentado con éxito razonable a un texto latino en el que había: ablativo agente, cum histórico, dos participios predicativos y dos oraciones de relativo.

Ya lo sabía, pero he vuelto a comprobar que la práctica constante de la traducción crea un hábito y unos mecanismos que no se pueden aprender de memoria. Es toda una habilidad que se adquiere con el trabajo asiduo, regular y de dificultad progresiva. Y, quien más quien menos, muestra la satisfacción que supone resolver adecuadamente la traducción de un texto griego o latino.

Aunque mis alumnos están algo neuras estos días -son los primeros en reconocerlo-, no tengo motivos para sufrir por ellos. Y confío en que la Selectividad les haga justicia, porque sé que la prepararán bien. De momento ya hemos previsto la posibilidad de tener alguna sesión de tarde extra, en plan de estudio maratoniano de ciertos temas de cultura.

Prometo noticias hacia final de curso.

2 comentarios:

mavipas dijo...

Efectivamente la selectividad asusta un poco antes de realizarla, pero cuando estás en ella sientes uns sensación de "¿y para esto he sufrido yo tanto este año?"

Recuerdo qeu cuando yo la hice preparamos en clase un listado completo de los textos que podían salir y los corregimos en clase 8aunque sólo los hacíamos otra compañera y yo).

Finalmente, el día del exámen salió el único que no nos había dado tiempo a corregir. me siento orgullosa de recordar que saqué un fantástico 9'6 haciendo el ejercicio allí por primera vez.
Qué buenos tiempos...

Blai dijo...

Con toda esa preparación seguro que la selectividad de clásicas les va fenomenal!

Suerte a todos/as!