lunes, 11 de septiembre de 2006

SOLÓN Y EL AFÁN DE APRENDER

Tomo prestada del legislador ateniense Solón una frase que Ana publicaba en uno de sus blogs (siento que el sistema no me admita los acentos):

Γηρασκω δ’αιει πολλα διδασκομενη.
(Envejezco aprendiendo siempre muchas cosas).

¿Qué mejor lema para este blog? Porque "Doceo et disco" quiere reflejar la idea de que el buen profesor aprende, no sólo de una impersonal experiencia y de los libros, sino también –y mucho- de sus alumnos. Por eso, a la vez que enseño, aprendo. ¿A qué? En primer lugar a descubrir inquietudes, a ponderar otros puntos de vista, a ver qué vacíos puedo llenar, a saber escuchar, a comprender… Pero también a perfeccionar mi trabajo, a pulirlo, a rectificar lo que no funciona: a madurar profesionalmente, y a rejuvenecerme (no a infantilizarme) por el contacto permanente con gente joven. Que no es poco.

Espero no olvidar la enseñanza de Solón. Viene a ser como un aviso para evitar la pereza intelectual. Sólo una actitud de inconformismo nos impide entrar en un peligroso anquilosamiento profesional.

Dentro de muy poco, recomenzaré a enseñar y a aprender.

2 comentarios:

Salvator Canariensis. dijo...

Salve, o carissime magister!
Tus alumnos (los pasados y los que vendrán) no han estado o estarán en buenas manos, sino en las mejores manos.
Lo sé por propia experiencia "virtual" ya que, sin tener la dicha de habernos visto en persona, no solo has sido mi/nuestro querido profesor, sino también un excelente amigo.
¡¡Que envidia mas sana les tengo a esos alumnos tuyos!! Los nuevos que llegan este año no tienen ni idea de lo bueno que van a encontrar y lo que les va a cambiar su vida gracias a tus clases.
En fin, mi gran maestro y buen amigo, como siempre:
Amplexus magnos mitto tibi ex Magna Canaria.

P.S.: Como no podía ser menos, tu blog ya está entre mis páginas a visitar asiduamente.

Magister-Διδασκαλος dijo...

Querido Salvador:
¡Eres un exagerado! Las 'clases' a distancia son distintas de las presenciales. No sé si mis alumnos serán de la misma opinión que tú...
De todas formas, te agradezco tus palabras, que tomo como una dosis de ánimos para el curso que comienza.
Un fuerte abrazo.