viernes, 22 de septiembre de 2006

QVINQVE DIES RESTANT




5 comentarios:

Ana dijo...

Otro hermoso reloj, ¿de dónde?

Magister-Διδασκαλος dijo...

Ana:
La verdad es que no sé de dónde es. De todas maneras, se trata de un reloj moderno (figura la fecha de 1990). Lo siento.

Salvador dijo...

Salve, dilectissime amice et "supermagnifice" magister!

Ya ves como también al latín lo voy
"poniendo al día", aunque supongo que lo de "super" a los romanos les sentaría como un tiro (cosa natural por otra parte si de cultivar la cultura clásica - y general - se trata).

Bueno, solo aprovecho para decirte que ya no me quedan uñas. Que me las he ido comiendo todas durante estos largos días de espera y no sé si llegaré sano a ver que sucederá dentro de 5 días.

Parafraseando a alguien que tú bien conoces : "Quousque tandem, Ludovice, abutere patientia nostra?" (es una broma entre amigos, que nadie se lo tome al pié de la letra).

Bueno, Luis, suerte y mucho ánimo, aunque por lo que ya he leido en estos días, veo que de esto último vas sobrado.

Un abrazo desde Canarias.

Ahhh : y otro también para Ana.
¿Quien dijo que el latín era difícil?. Seguro que es porque no han tenido la suerte de conoceros.

Magister-Διδασκαλος dijo...

Salvador:
Procura dejar alguna uña 'viva', que aún faltan cinco días. El día 27 saldrás de dudas. Ya me comentarás entonces tus impresiones.

Ana dijo...

Salvador, Luis ha tenido la amabilidad de copiar tu comentario en mi blog. Muchas gracias por tus palabras.

Sobre la cuenta atrás, sólo tienes que esperar un poquito más y, como dice Luis, pronto saldrás de dudas ;-)

Luis, menuda animación tiene tu blog. Da gusto con comentaristas así. Enhorabuena por lo que te corresponde.