lunes, 21 de noviembre de 2011

¿Tienen salida las Humanidades?

Supongo que muchos de los lectores de este blog no necesitan ser convencidos de la bondad de los estudios humanísticos (aunque nunca se sabe...). Pero también hay muchos que son profesores de estudiantes de secundaria, que sí han de explicar a sus alumnos para qué sirven la humanidades.
Por eso, y aunque sea una pura traducción de la entrada del blog de orientación que mantengo, repito aquí lo escrito allí:

Desde hace bastante tiempo, los estudios universitarios humanísticos son la cenicienta del sistema: casi ninguna universidad llena sus plazas para formar futuros filólogos, filósofos, historiadores, geógrafos ...
Aunque la mayoría de los alumnos universitarios de estos grados suelen ser bastante vocacionales, a veces también aparecen otros alumnos sin motivación o que no han obtenido plaza donde querían ir.  Desafortunadamente, también se puede oir - ¡todavía! - el que no vale para otra cosa, que haga letras.
En una época como la nuestra, tan volcada hacia la especialización, tal vez hay que detenerse un poco y pensar si no necesitamos una formación más generalista, con gente que pueda adaptarse a los cambiantes aires del mercado laboral.
No es utópico pensar que, ya hoy, muchas empresas necesitan personal con la flexibilidad que proporciona una cultura amplia, con apertura de miras, sentido crítico, capacidad de abstracción, sensibilidad social ...
Y estas son cualidades que proporcionan muchos estudios de "letras", que no se han atomizado tanto como otros.
Sin ánimo de exhaustividad, escribo a continuación algunos trabajos muy adecuados para los licenciados en los diversos grados humanísticos:
  • Enseñanza pública y privada, secundaria y universitaria.
  • Bibliotecas.
  • Archivos y centros de documentación.
  • Departamentos culturales de empresas, bancos y organismos diversos.
  • Museos, galerías de arte.
  • Departamento de recursos humanos y de relaciones públicas de empresas y otros organismos.
  • Mundo editorial.
  • Contenidos de Internet, periódicos, emisoras de radio y de TV ...
  • Patrimonio y turismo cultural.
  • Ayuntamientos y entidades cívicas.
  • Agencias de servicios culturales.
  • Administración pública.
  • Acontecimientos culturales: ferias, exposiciones, talleres, conciertos ...
  • Actividades de ONG.
  • Mediación y dinamización socio-cultural.
Hace falta, eso sí, que el futuro humanista vea clara su vocación y tome conciencia de que el futuro profesional no será un camino de rosas. Por otra parte, la gran mayoría de los estudios tampoco garantizan un trabajo rápido, estable y gratificante...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gràcies! De tot cor. Ja l'he enviat als meus alumnes!

Los peque de la BiBliO dijo...

Excelente post, tanto como el blog.
Felicitaciones :-)