domingo, 10 de abril de 2011

Excelencia en el bachillerato

Las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid anunciando el establecimeinto de algunos institutos para alumnos excelentes ha abierto la caja de los truenos.

No voy a entrar en la valoración de si son convenientes centros exclusivamente dedicados a buenos alumnos, aunque me inclino a pensar que no.
Por otro lado, son muchas las voces que reclaman una atención a los alumnos que destacan, al menos igual que la dedicada a quienes sufren determinadas deficiencias.

Hoy desearía comentar una realidad existente desde hace años, también en nuestro país: el Bachillerato Internacional.  Conociendo desde hace tiempo su funcionamiento, no creo que haga falta inventar nada nuevo.

La Organización del Bachillerato Internacional (IBO)  promueve un programa de bachillerato de calidad y homogéneo. Lo cursan actualmente en todo el mundo unos 600.000 alumnos, en más de 3000 centros escolares de 127 países. En España, participan 52 centros (22 institutos públicos y 30 colegios privados y concertados).

La obtención del Diploma del Bachillerato Internacional permite el acceso a universidades prestigiosas de todo el mundo, en las mismas condiciones que los alumnos del propio país. Actualmente, en España se puede acceder a la Universidad con ese Diploma y evitando la fase general de las PAU, con determinados requisitos.  Sin embargo, es normal que los alumnos simultaneen el bachillerato propio con el Internacional, con lo que suelen acogerse al sistema general de selectividad.

Durante unos cuantos años he sido examinador de Latín para alumnos de lengua española (desde hace ya tiempo, aunque lo sigo siendo, no me ofrecen trabajo porque no suele haber alumnos en nuestro país -y menos en Hispanoamérica- que cursen Latín en el Bachillerato Internacional: ¿se imaginan por qué?). Y puedo dar fe de la seriedad de todo el proceso y del plus que ofrece a los alumnos, no sólo en conocimientos sino, sobre todo, en destrezas, razonamiento, capacidad crítica, comprensión, etc., etc. Además, los alumnos deben tener un suplemento de clases, añadido a las que cursan en su propio bachillerato si, como suele ocurrir, simultanean ambos bachilleratos.

El Programa del Diploma del Bachillerato Internacional ofrece además otras garantías de calidad y de funcionamiento: formación permanente de los profesores, sistema universal de exámenes, corrección externa, evaluación ponderada...

Pero la participación en el Bachillerato Internacional no es barata: cada centro que ofrece enseñanzas del Diploma debe abonar a IBO unos 12.000€ anuales. Sin embargo, puede resultar más asumible que el hecho de establecer institutos específicos para alumnos excelentes.

¿Inconveniente? Sobre todo uno: que el profesorado debe estar suficientemente motivado para asumir una carga notable de trabajo y de dedicación. Ya sabemos que eso no siempre pasa, pero ¿a quién no le gusta enseñar a alumnos especialmente motivados?

3 comentarios:

Carmen Trigo Márquez dijo...

Tienes razón. Yo he impartido clases de Latín en Bachillerato Internacional. Nunca los grupos de letras eran numerosos, pero ahora hay carreras en las que se interesan los alumnos como lenguas, interpretación... Cuesta dinero, pero las instituciones gastan en muchas tonterías. En nuestro Instituto estaba subvencionado. Y cualquiera que tuviera interés y capacidad podía hacerlo. Al jubilarme yo, han suprimido las letras, pero creo que ahora quieren volver a tener un grupo.

Negrevernis dijo...

Yo sí estoy de acuerdo con la propuesta de la presidenta de la C. de Madrid (vivo ahí), porque soy una de esas profesoras que en las juntas de evaluación protesta -internamente, para que se me echen encima los de orientación- por la atención prestada EN EXCLUSIVA a los alumnos con peores calificaciones, dejando de lado a los más sobresalientes (que, según la ley, también tienen derecho a su personalizada ayuda).

Conocía el tema del Bachillerato Internacional (en Madrid hay un instituto especialmente conocido que destaca en esto). Es una lástima que, incluso en esta modalidad, se devalúen las Letras...

Un saludo.

Luis Inclán dijo...

Gracias por vuestros comentarios, Carmen y Negrevernis.
Lo del Latín en el Bachillerato Internacional funcionó mientras existían el BUP y el COU. Luego se hizo inviable porque no era posible llegar al nivel mínimo exigido con nuestros dos años de bachillerato. Hice en su momento unas consideraciones a la Oficina del Bachillerato Internacional en este sentido, pero no tuvieron éxito porque no querían rebajar el nivel...