martes, 12 de diciembre de 2006

¿ES PELIGROSO SACAR UN 10?

Hace ya unas semanas que, después de una visita y un comentario de Nausicaa a este blog, di un vistazo al suyo. Supe entonces que se trataba de una alumna de segundo de bachillerato, tan apasionada por el mundo grecolatino que piensa estudiar el próximo curso Filología Clásica (¡primera alegría!). Entre otras entradas, su blog contenía algunas sobre la enseñanza actual y la literatura latina y griega. Algunas cosas ya se las comenté en su momento.

Pero, revisando esas entradas, hallé una titulada, en catalán, El desprestigi del 10 (¡segunda alegría! -no por el desprestigio, sino por el artículo-). Desde su situación de alumna, y también de ‘víctima’ –como se puede leer entre líneas-, hace un lúcido análisis sobre el hecho de que obtener buenas notas es, actualmente y en muchos sitios, sinónimo de desprestigio entre los compañeros. Se nota que, detrás de sus palabras, hay una amarga experiencia sufrida.

Tras retratar a los alumnos que no aprovechan las clases, no estudian y, por tanto, suspenden, dice cosas como las siguientes (traduzco del catalán):

(...) Como ya avanzaba más arriba, una parte de estos suspendidos o fracasos escolares no tienen suficiente con su propia cruz, sino que se dedican a despreciar a quienes son diametralmente opuestos a ellos: los estudiantes de 10. Sus sentimientos hacia este reducido colectivo son una mezcla de admiración y de envidia. Ser un buen estudiante está mal visto y te convierte en punto de mira de las lenguas malas y envidiosas de algunos de tus compañeros.
(...) ¿Es normal que un estudiante que saca buenas notas se vea obligado a esconder el examen tan pronto como se lo devuelven porque se siente medio avergonzado de formar parte de la minoría y porque una buena nota puede dar pie a muchas críticas y rechazo? (...) si un estudiante habla con un profesor, es acusado –en proporción a su rendimiento académico- de intentar ganarse su afecto y su preferencia para obtener buenas notas. Siguiendo una actitud muy infantil, no se sabe entender que, superada cierta edad, las relaciones con los profesores pueden ser más fraternales y que pueden estar motivadas por un interés en la materia y no por un interés académico: si a una persona le gusta mucho una materia, si una persona pide a su profesor dónde puede hallar información extra sobre un tema, si una persona hace su trabajo cada día y si una persona saca una media de 9-10 es, definitivamente, una persona orgullosa que sólo quiere demostrar que es el mejor y cuyo exclusivo interés consiste en superar a sus compañeros en una encarnizada lucha para poder presumir delante de ellos.

No continúo, porque vale la pena leer el artículo entero. Animo a los lectores (aunque no sean catalano-parlantes, entenderán bastantes cosas) a hacerlo aquí.

No sé si, una vez acabada su lectura, alguien concluirá como yo: si el alumnado de Clásicas se nutre de personas como Nausicaa (y de otras que también conozco virtualmente, como Blai) el futuro estará en inmejorables manos. ¡Qué más da que esas manos sean pocas!

11 comentarios:

Nausicaa dijo...

Moltes, moltes, moltes gràcies.

Magister-Διδασκαλος dijo...

Nausicaa,
gràcies a tú, que fas que tots els que ens dediquem a les clàssiques poguem veure el futur amb optimisme.

Blai dijo...

Hola Lluís!
Lluís m'afalagues massa. És veritat el que diu Nausicaa, de vegades fa un poc de "mal rollo" quan algun company et pregunta la nota i li has de dir que has tret un 9 alt o un 10 (arriba un punt que ja ni te les pregunten).
Encara que jo, aquests dies no sóc ningú per donar lliços de 9 i 10...
Salve!

PS: Nausicaa, si lliges açò revisa els comentaris de l'article que ha citat dalt Lluís.

Magister-Διδασκαλος dijo...

Hola, Blai,
potser tens una mica de raó en allò de l'afalagament. Procura no tonar-te un superb, eh! Que fa molt lleig. Però heu d'entendre que als professors de clàssiques ens fa molta il.lusió que surti gent amb bones notes que vulgui fer la carrera. Ho entens, oi? Suposo que Sergi n'estarà content. O no?
Una abraçada.

Ana dijo...

Si Sergi no está contento, Blai ya sabe que tiene una oferta pendiente en Benicàssim :-D

Ojalá todos pudiéramos tener alumnos como esos cada año, aunque gracias a la blogosfera podemos disfrutar de ellos en la distancia. A mí me sirve leerlos en sus blogs cuando la moral se baja un poco, veo que no todo está perdido.

Reflexiones como las de Nausicaa este curso o la de Blai el curso pasado deberían hacernos replantear nuestro papel como docentes, valorando su esfuerzo, no sólo académico sino personal, al enfrentarse con circunstancias ajenas al proceso educativo.

Como dices, Luis, el futuro de las clásicas está en inmejorables manos.

Blai dijo...

Clar que ho entenc Lluís, i s'agraeix.
Ana, em sembla que l'oferta de Benicàssim es quedarà en això, en oferta. Ja t'ho vaig dir, si vols vindre tu a Pedreguer... ;-)

Magister-Διδασκαλος dijo...

Ah! I una cosa, Blai; si et tingués com a alumne mai et diria el que et dic ara i com t'ho dic. M'entens, oi?

anarkasis dijo...

¡ondia!, tingues pa ca tingues pa ya, (no se si me voy a entender)..,

decía que es peligroso sacar un 10, no son buena gente los que sacan 10, la gente se acostumbra a la seguridad que da un diez, solo hay que estudiar y ya está, a lo peor sacas un 9, o un 8, lo realmente difícil es sacar un 5, vivir el abismo de un cinco, teniendo que aprobar día a día al profesor, sabiendo que si te pasas creerá que estudiastes, que te interesó ese tema..., y si no tuviste en cuenta ese giro de menosprecio... y se te escapó, el examen se convertirá en un 4, el vacío y caída libre.
Un cinquillero es un supermán que tiene que hechar faltas de ortografía porque algunas hay que hacerlas no arrojarlas, y sin provocación no hay diversión.

sal y luz

Magister-Διδασκαλος dijo...

Hombre, Anakarsis, como estrategia de cálculo, sí que es difícil sacar un 5...

Scrovegni dijo...

¡Creo que se me ha borrado todo el comentario anterior que he escrito! Grrrrrrrr...
Decía que tiene mucha razón Nausicaa. Yo en Bachillerato tuve muchos problemas de ese tipo. Mis compañeros me criticaban y una vez se quejaron porque una profesora me puso de nota media un 10 cuando yo tenía un 9'7 de media entre todos los exámenes y mi tabajo en clase era diario... Además, me echaron en cara que sacara dieces porque quería hacer Clásicas y me pedían un 5 de media... Para colmo, tuve que soportar que algunos que consideraba mis amigos no hicieran más que decirme que era una "enchufada" y la favorita de los profesores, cuando yo siempre sacaba buenas notas por mi esfuerzo, no por hacer la pelota a nadie...
Hace más de cuatro años empecé Clásicas en la Complutense (soy la novia de Fernando Mora Moreno, el chico al que has enlazado en tu blog; vamos a la misma clase) y no he tenido ningún problema. Estoy encantada. Ya estoy en quinto y aún nadie me ha criticado por tener buenas notas... ¡Qué diferencia las personas que he encontrado en esta facultad! Así que espero que Nausicaa tenga la misma suerte que yo y tope con personas serias...
Enhorabuena por tu blog y te enlazo en el mío (http://scrovegni84.blogspot.com/), aunque solo tengo fotos y tal, que ya para es se curra Fer el blog de Filología Clásica, ja, ja, ja...
Un beso,

Sandra

Magister-Διδασκαλος dijo...

Sandra-'Scrovegni': gracias por tu comentario, y me alegro de que tu situación sera ahora muy diferente -para mejor-. Mi enhorabuena a ti y a Fernando.
Un saludo muy cordial a ambos.